HISTORIA
QUIENES SOMOS
PROCESO
COCTEL
CONTACTO

¿CÓMO SE HACE?

SANTIHUA se distingue por su sabor y aroma extraordinario, logrados con la cuidadosa elección de la tuna y el artesanal proceso de destilación del fruto. Vigilando a detalle cada paso hacemos de Santihua un perfecto destilado de tuna.

La Tuna

Se origina en las planicies mexicanas y gracias a su capacidad de almacenar agua y nutrientes en sus pencas, puede crecer de manera silvestre en suelos arenosos, calcáreos, pedregosos o en tierras poco fértiles. Por lo anterior, se le conocía como el "árbol sagrado". La tuna produce hasta los siete años de sembrada y da un promedio de 200 frutos anuales. El cultivo del Nopal Tunero se da principalmente en los Estados de México, Hidalgo, Puebla y Zacatecas.

Cosecha

El periodo de cosecha es de junio a octubre. Las tunas se cortan a mano cuidadosamente para no dañar su base. Los frutos deben ser tratados con extremo cuidado, se seleccionan por su tamaño y grado de maduración. La cosecha es una labor delicada dado a que la tuna es sensible al manejo brusco. Después de cosechadas se eliminan las espinas. Posteriormente se empaca y se transporta a la planta de Producción de Santihua, en donde se hace el pelado a mano, para después llevar la fruta fresca a fermentar. Posteriormente, el experto Sr. José Luis Alarcón lleva a cabo el secreto de la triple destilación, proceso único e inigualable.

Al terminar se pasa a reposar y a dar una estructura de mínimo 6 meses, para asegurar la elegancia de un buen destilado. A final se embotella y etiqueta manualmente.

La Botella

Cada botella de SANTIHUA es una pieza artesanal de vidrio soplado hecha a mano y diseñada para proteger los extraordinarios sabores y aromas del destilado de tuna. Cada botella es única, ¡no hay otra igual!